LGIB

There’s a fire inside everyone of us



Janis Joplin (Enero 1943 - Octubre 1970)
Sacudiste al mundo Diosa, 36 años después, lo sigues haciendo.

Erika Almenara, 31.10.06 12:57

3 comentarios

Soliloquio

I.
Sonrisas que atropellan esta causa
dejar de ser virginal,
he de templar la carne
a través de unguentos andinos,
desflorar mi tristesa
macerarla en caricias
para que desde un grito
se abra la nueva Era.

II.
Entrgarme a la torre de oro
sin pretender incendiarla
ni revolcarme en sus cenizas

no provocar batallas
ni victorias
no izar la bandera de vencedora.

Erika Almenara, 04:32

0 comentarios

Le petit morte

I.
Cierto velo mortecino
danza por los aires
como el peso de mis caderas
sobre tus palmas

soy el sostén de una nueva era
soy Lázaro,
soy Bastet

un pequeño punto de partida.


II.
El vació congénito
la luz que alumbra el primer nacimiento
y esa pequeña muerte
a la que acudo
meciéndome en el inevitable
despertar de mi feminidad.

Erika Almenara, 26.10.06 06:44

1 comentarios

Caricias emocionales

Comienzo nuevo
mano abierta
piedra al aire
pájaro que canta
maleta hecha

abajo y arriba
sangre que sube
boca que busca

abandonar el escondite
poner el cuerpo trabajado
el cuerpo mejorado,
el reino de esta carne.

Erika Almenara, 25.10.06 08:00

2 comentarios

Pago de apuesta a Iván Thays




Esta mano pertenece a Tyson, de quien he comprobado, sin lugar a dudas, que es el Mejor Jugador en la Historia del Winning Eleven 10, un orgullo para el país.

Erika Almenara, 24.10.06 08:06

3 comentarios

El buen cariño

A Iván y Patricia.

Llueve en Cajamarca. Escucho algo de rock y repaso este fin de semana. Suelto repentinas carcajadas que alborotan este silencio en el que me he quedado. El silencio es ahora distinto porque lo llena recuerdos de días que han transformado mi estancia en este espacio serrano. La presencia de mis amigos ha hecho brotar un arco iris.

Este fin de semana ha tejido poesía. Otra vez las gotitas de lluvia sobre un agua tibia aliviando los cuerpos, emanando un buen azufre, un buen cariño. No sólo la palabra rebota por los aires, también la risa y el encanto. Ese gran círculo es el que nos protege, ahora y siempre. Amén.

Erika Almenara, 23.10.06 17:14

2 comentarios

PANORAMA - Diario Cajamarquino

BALCÓN INTERIOR
Por: Jaime Abanto Padilla
www.balconinterior.blogspot.com


Erika y mi mundo pequeñito

Hace unos días un amigo me recomendó un blog en el Internet, uno de aquellos que están de moda y que los internautas aprovechan con brillantez. Se trataba del blog de una joven escritora, me interesó su temática, sus elocuentes renglones surgían sin espasmos y con fluidez. Luego de leer y de enterarme que hace poco publicó su último libro, me animé a escribirle un correo, cosa que no suelo hacer, pero me interesaba saber más de una escritora brillante que habitaba en la misma ciudad en donde yo vivía. A los dos días obtuve una respuesta que me sorprendió, empezaba así: Hola Jaime. “Detrás de la puerta del cuarto de baño al que acudo cada mañana, se lee "las moscas han entrado del jardín..."

Mi desconcierto fue absoluto, los versos citados eran míos, pero pertenecían a un poemario muy personal que solo tres personas en la vida habían leído. No sabía si llorar de alegría por haber recibido su respuesta o si llorar de tristeza porque alguien había puesto un poema mío tras la puerta de su baño; el poema en cuestión era entrañable para mí pues lo escribí para mi hijo. Además el hecho de pegar un poema tras la puerta de un baño me parecía poco inteligente, nadie que entra a un baño, apurado, se detiene a leer un poema de dudosa calidad. En todo caso lo hubiera pegado delante de la puerta, así la persona que esperaba no se aburría y de paso leía un poema, que aunque malo, hasta podría parecer bueno ya que no existe el factor del apuro de aquel que ha entrado a un baño con apremio.

Peor aún, ¿cómo había llegado el poema hasta ella? ¿Si éste era inédito y mis tres amigas quienes leyeron el poemario juraron discreción absoluta? Estaba aturdido y confundido, sin querer era el protagonista de un caso de misterio. Mil ideas entonces flotaban en mi mente, desde la infidencia de mis amigas hasta una fuga de información de mi computadora personal.

Respondí su correo de manera formal, pero no me atreví a preguntarle por qué diablos puso mi poema tras la puerta de su baño. ¿Acaso tenía un significado colocar un poema tras la puerta de un baño? ¿Me había alabado o me había repudiado? A medida que buscaba una respuesta mi mente se turbaba más y más. Y mi vergüenza me impedía preguntarle si lo de mi poema en el baño era un halago o un eufemismo. Solo una pista tenía, en el mail me decía que era amiga de mi hermana, quien no había leído mi poema ni en el más remoto de los casos dado el carácter de secreto que éste tenía.

Al día siguiente me encontré con mi hermana, a quién no veía hacían varios días. Le pregunté sobre Erika, le comenté lo bien que escribía y que había entablado una amistad con ella por el Internet. Su respuesta fue la llave que descifró el enigma e hizo trizas mi angustia. Erika vive en la casa de papá, me dijo, en el departamento que tú dejaste. Como un acto de magia se disolvieron mis miedos y mis infundados temores sobre mi calidad poética. Y empecé a reír.

Tiempo atrás, cuando yo habitaba ese departamento, había pegado tras la puerta de mi baño, que ahora era de Erika, un poema impreso sobre una hoja blanca y pegado en una cartulina negra. Era mi desfachatez la que había juzgado con premura. Entonces me di cuenta que aquella persona que hace unos días no sabía que existía, ahora habitaba el espacio vacío que había dejado, que también, como yo, escribía y que el mundo aunque parece grande es siempre pequeño, pequeñito.

Erika Almenara, 18.10.06 08:08

4 comentarios

Oro y Arriba el Cielo - Luis la Hoz

Tu caminas mirando el suelo, preguntándote
si debajo de él está la felicidad
Nadie te acompaña, quién podría.
Todos te son casi insoportables,
como los ojos sin párpados de dios,
como los estragos de una sorda borrachera.

Tu pusiste en vitrina todos tus deseos,
los mostraste igual que a oro puro.
Luego, como quien incendia un bar a medianoche,
los incendiaste, rompiste botella tras botella,
aquí están mis alhajas,
llévense todo.

Hoy una sensación de trance te acompaña.
Tal si llegara no la muerte
sino una parte de la muerte, justo a tiempo.
Y tú te detienes, levantas la mirada, un par de nubes,
arriba el cielo, nada más.

Erika Almenara, 06:20

0 comentarios

Tres de poemario en creación

I.
Pequeña
merodea
sin decidirse a salir
la condensan
la aprietan
la engruesan
atascada
avanza
retrocede
pero nunca cae.

II.
Solamente hoy voy a pensar en ti,
sólo hoy,
me dejaré vencer
y
me atrapará ese sueño
grito que en mi pecho se encoge

sólo hoy
serás un pequeño luto,
un aborto
inducido desde mi propia muerte.

III.
Llevas el color del cerro
y tus ojos son
como estrellas caídas
derramadas sobre tierra

eres como el designio
que salvó civilizaciones
y nos hizo hombres.

Erika Almenara, 17.10.06 06:12

2 comentarios

Cajamarca se llena de poesía

V FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESÍA EL PATIO AZUL
Cajamarca 2006

del 19 al 22 de octubre



Muy pronto Cajamarca vuelve a ser la sede del festival más importante
de la poesía en el Perú. El V Festival Internacional de Poesía - El
Patio Azul, organizado por la asociación cultural Antares Artes y
Letras, dedicará intensas actividades a esta significativa 'fiesta de
la palabra', en la que voces poéticas peruanas y del exterior, se
alternarán del jueves 19 al domingo 22 de octubre en los principales
auditorios de esa ciudad.

La primera edición de este evento de las letras se dio en el 2001,
gracias a la iniciativa de Alberto Benavides Ganoza, filósofo, poeta y
gestor de Antares, con el fin de promover la cultura y despertar el
interés por la poesía en Cajamarca, eligiéndose esa ciudad como sede
debido a su atractivo histórico: fue el primer lugar donde ocurrió el
encuentro de dos culturas –la española y la incaica y se inició el
mestizaje.

Este evento tiene como su par más conocido en Latinoamérica al
Festival de Poesía de Medellín, del cual Alberto tomó la idea original
apostando por que Cajamarca cobre mayor prestancia a través de su
festival, tal como sucede con la cuidad colombiana. Año a año el
festival cajamarquino ha ido cobrando mayor interés de los pobladores,
logrando congregar a cerca de mil personas durante los cuatro días que
dura dicho festival.

Para esta quinta edición, el Patio Azul 2006 tendremos como invitados
internacionales a los vates colombianos Jaime Londoño (a) 'Federico
Cóndor' y Carlos Flaminio Rivera, y a Juan Diego Tamayo, Miembro de la
comisión organizadora del Festival Internacional de Poesía de
Medellín, así como al poeta chileno Omar Lara.

Entre las voces nacionales participaran por Lima, José Watanabe y
Rossella Di Paolo quienes intervendrán vía teleconferencia. También
concurrirán Arturo Corcuera, Lino Bolaños, Alberto Benavides, Fernando
Pomareda (Novissima Verba), Víctor Ruiz (Lustra Editores) y Álvaro
Lasso (Estruendomudo); por Trujillo Roger Neyra, David Novoa y Franco
Castañeda (Sumas Voces); por Chiclayo Joel Quiróz; por Piura Dimas
Arrieta; por Ayacucho Obed Villavicencio y Martín Horta por Cuzco.
Mientras que por Cajamarca asisten Alfredo Alcalde, Bethoven Medina,
Edgar Malaver, Guilmer Huayán, Guillermo Torres, Jack Farfán, Jaime
Abanto, Jorge Lombarda, Juvenal Vilela, Manuel Rodríguez, Paul Mendoza
y William Guillén (Patio Azul), el grupo Caxa integrado por César
Castillo, Segundo Bustamante, Lany Gozalo, Jimmy Chávez, Shirley
Azabache y Francisco Vigo. Asimismo Socorro Barrantes, Waldo León,
Antonio Goicochea, Rafael Gil, Erika Almenara y por la Academia
Regional de la Lengua Quechua Segundo Malimba y Dolores Ayay. Por Ica
participan César Pandero, Magali Salazar, Navale Quiróz y Juan Montoya
Martínez.

De la misma forma, para dar mayor realce al V Festival Internacional
de Poesía, contaremos con la participación del grupo teatral
Algovipasar, la canta autora Noemí López y la guitarra de Chalo
Villanueva, el grupo musical Purumpa.

Los días previos, el festival será anunciado a través de un camioncito
que recorrerá las principales calles y plazas de la ciudad
acondicionado como estrado para que poetas y actores e invitados
compartan sus creaciones poéticas con el pueblo cajamarquino.

El Festival se realizará del 19 al 22 de octubre en el Complejo
Monumental de Belén sede del Instituto Nacional de Cultura de
Cajamarca y en espacios abiertos como la Plaza de Armas, la Plazoleta
de San Pedro, la Plaza Amalia Puga, el Pasaje Atahualpa, entre otros.
Así también se usará como escenario el bosque de piedra del Cumbemayo.

Esta memorable 'fiesta de la palabra' es posible gracias al auspicio
de las empresas Yanacocha, Buenaventura, BISA Ingenieros, Embajada
Francesa, Universidad Ricardo Palma, Unión Latina, Instituto Nacional
de Cultura de Cajamarca, Municipalidad de Cajamarca, Universidad
Nacional de Cajamarca, Fundación Telefónica, Ángeles Minería y
Construcción, Transportes Cruz del Sur, Hotel El Ingenio, Hostal El
Patio.

Invocamos a los medios de comunicación cajamarquinos para que se
involucren, participando activamente en la promoción del V Festival
Internacional de Poesía "El Patio Azul"

Mayores informes

ANTARES artes & letras, Pasaje Atahualpa 643 –Cajamarca, teléfono
076-36-6465 / Paseo de la República 5864 Miraflores, Lima, teléfono
444-3672

Erika Almenara, 05:59

3 comentarios

Mi Patrono



A Bruno lo conocí a mediados del mes de setiembre del año 2003. Recuerdo que me parecía un muchacho algo "oscuro" quizá por los temas que trataba en sus cuentos pues sí, él y yo nos conocimos en un taller de narrativa en el Centro de estudios literarios Cornejo Polar".

Poco a poco, fuimos acercándonos hasta hacernos amigos primero, muy amigos después y finalmente hermanos. Descubrimos por aquellos tiempos quiénes habíamos sido y quiénes queríamos ser. Lo logramos, eso fue lo mejor de todo.



Durante estos años, Bruno y yo hemos pasado por muchas cosas juntos, nos hemos acompañado, nos hemos dado la mano, nos hemos gritado y nos hemos levantado juntos.

Al lado de Bruno participé en mi primer recital de poesía cuando el loco Casusol (con una sola "s") nos invitó un sábado a la presentación de su revista. Por Bruno extendí en forma obscena mi repertorio de Jazz pues él me presentó a Nina, a Bessie, a Coltrane. Nada mejor que la música y la literatura para dos que se quieren y se respetan.

Posteriormente, Bruno se unió en santa relación con Geanine, su encantadora enamorada quien, por supuesto, se ha convertido en una gran amiga mía. Ambos están a punto de iniciar "su viaje". Este post es para desearles toda la suerte del mundo sin decir nunca adiós porque a los grandes amigos, a los verdaderos, a los que te secaron las lágrimas con su los puños de sus ropas, a los que te auxiliaron cuando padecías hambre y sed, a los que te despertaron con sus sabias palabras, nunca se les dice adiós.

Erika Almenara, 14.10.06 18:20

4 comentarios

No, en octubre no hay milagros

I.
Muere la esperanza,
la quema un fuego en extinción
sin parábolas,
sin reinos
porque el vino bebido
ya es veneno.

II.
La - ment
a
man.

III.
Poesía,
oh, Poesía
esta mañana tus pétalos no me sirven,
no me tranquilizan

te reclamo,
Poesía
no me sabes a beso con amor
a caricia tierna

hoy se ha marchado y en tu seno
agonizo.

Erika Almenara, 13.10.06 07:02

2 comentarios

Primeras Historias

Erika Almenara, 12.10.06 10:52

1 comentarios

Se apaga un fuego

Y entre los cerros, los que observo a través del vidrio esta mañana, después, cuando todo ha sido dicho, para siempre, rebotan una y otra vez, inclinadas, de cabeza, de lado, las palabras con la que abriste el tajo, este tajo final.

Has roto la palabra, la has enmudecido, la melodía de mi canto se ha quedado suspendida entre tus ganas perdidas.

Búhos, cadenas, y tinta se marchan agazapados, atados a una bolsa de basura, una bolsa negra, como de muerto.

Erika Almenara, 10.10.06 07:06

3 comentarios

Una semana después



Recuerdo que cuando partió el bus a Lima, me despedía de Cajamarca con gran tristeza. Sabía a lo que iba: a presentar mi poemario. Sostengo y sostendré siempre que una publica un libro - ya sea de narrativa o poesía - no sólo por un afán meramente literario. Siempre hay algo más detrás.

En mi caso este "Reino Cerrado" significa también cerrar un período de heridas profundas, de confusiones, de dudas y ansiedades. De ahí que este primer libro sea tan especial e inigualable porque, de forma paralela a mi lado puramente literario, se ha tejido para decir "adiós".

Duele separarse hasta de las cosas malas. Duele decir adiós, incluso a lo destructivo que se respiró en algún pasado porque, sea como sea, estamos hechos también de ese tiempo, por más cruel que haya sido. Sin embargo, respetando la ley de "causa y efecto" decir adiós a algo, a alguien, siempre supone la apertura hacia algo nuevo.

La noche del pasado lunes - y recalco que estoy hablando únicamente del lado "personal" de este libro, durante la presentación de mi poemario, compartí con el mundo, con los amigos y conocidos esta despedida. La noche sirvió para abrazarme con personas a quienes no veía hace mucho tiempo, para re-conocer a gente que hasta hace poco fue "otra" y para conocer a quienes no conocía físicamente, como a Martín Palma, quien ha tenido la amabilidad de postear un texto sobre esta noche en su blog "Carta Náutica".

El haber dejado ir un tiempo, es haber cambiado la medida de los lentes, es tomar la decisión interna de que de ahí para adelante la vida es otra, una de mejor calidad, de mayor objetividad, madurez y amor.

Por estas razones y desde el lado en que tomo esta presentación, ha sido la mejor noche de mi vida, pues instantáneamente, al decir adiós a tanto dolor, me he reconciliado con personas y situaciones; este paso será, sin duda, también "causa y efecto".

Gracias a todas las personas que asistieron esa noche, a las que aunque no estuvieron, enviaron un correo electrónico o realizaron una llamada telefónica para expresarme su cariño y su compañía. Como siempre, son los hechos los que hablan. Nunca las promesas.

Erika Almenara, 9.10.06 07:27

4 comentarios

La brevedad de la materia




Me gustaría, esta noche, me gustaría; hablar sobre la vida, sobre la astucia que tiene para con nosotros, simples mortales. Estos días, me ha inquietado la idea de saber que basta una pequeña variación en el modo de vida, de pensar, de actuar, de creer para que se sucedan una serie de eventos. Uno tras otro se enumeran y no paran, parecieran estar encadenados y reproducirse entre sí. Me abruma también la magnificencia de ciertos seres humanos, algunos que recién conozco y otros a quienes he redescubierto.

Durante los últimos meses, he aprendido a no temerle a la vida, al mañana, a la brevedad de la materia. De ahí se desprende el tema del nuevo poemario que comienzo a escribir cuyo título se esconde en alguna frase mencionada en este texto.

Erika Almenara, 5.10.06 16:53

3 comentarios

Mi Reino Cerrado



Mi cumpleaños del año pasado estuvo caracterizado - sobre todo - por el descubrimiento de gentes que recién se conocían. Despertares de distintas edades confluyeron y estallaron en presencia grata, generando una eclosión de alegría y amor. Sí, hubo engranaje, hubo larga noche de danza, bebidas y chocolates. Después la nada.

En el silencio de los días y de las tardes en que vi morir al sol tantas veces, inicié el proceso de creación que esta noche llega a su fin. Fueron 29 los que nacieron a finales del mes de mayo. Desde entonces y hasta hace pocos meses, me dediqué a la ardua, dolorosa y gratificante tarea de corregir y embellecer a estos, mis hijos.

Mientras corregía y embellecía mis poemas, hacía lo mismo conmigo. Mis manos y las de ellos han avanzado en cordial sintonía. Hemos atravesado los mismos procesos, las mismas tierras; nos hemos transformado mezclándonos sin ya ahora saber dónde comienzan mis dedos, dónde comienzan los suyos.

Estos poemas son yo, yo soy estos poemas y todo lo que de ellos derive, para siempre. Han nacido de lecturas, sobretodo de lecturas humanas, de sensaciones e imágenes que he aprehendido a lo largo de su proceso de creación, que nunca es una sola etapa, sino muchas si no son todas.



Debo confesar que no hubiese podido escribir estos poemas sin leer a Alejandra Pizarnik (a quien mi querido amigo Daniel Allaín me introdujo), Blanca Varela, Rossella di Paolo, Rocío Silva, César Vallejo, José María Euguren, Novalis, entre otros tantos. Tampoco hubiese podido escribirlos sin ese golpe en la nuca que me hizo despertar por completo y en forma definitiva a la literatura, perpetuado por mis dos grandes maestros que están aquí esta noche conmigo, Alonso Cueto e Iván Thays (para quienes me voy a permitir la insolencia de pedir un fuerte aplauso).

Tampoco hubiese podido escribirlos si Patricia Miró Quesada no me hubiese regalado los libros que me regaló, sin que Bruno, Gonzalo y Pierre insistiesen siempre en que siguiera escribiendo, sin que mi psicóloga me ayudase a comprender por qué era importante cerrar ciertos reinos, abrir otros. En fin, siempre es la vida misma la que te empuja a escribir pues existen ciertas escenas, sentimientos que no se pueden conservar dentro de una misma y que hay que volcarlos en algo material desde que se oye aquel “llamado” del que hablaba Octavio Paz.

Yo me acuerdo que cuando estudiaba traducción en la UNIFE, mis amigas me llamaban “suffering” asumo que era su forma de destacar esa sensibilidad que presentaba frente a todo lo que se viviera por aquellas épocas, acá en representación de todas ellas, están mis amigas Claudia Noriega y Ximena Olazábal, ellas y unas cinco locas más presenciaron mis pininos poéticos y siempre han estado ahí para mí y mi poesía, para mis sueños, a veces demasiado idealistas, pero míos al fin y al cabo.



Veo tantos rostros queridos esta noche y pienso que hay tanto que agradecer. Mi mami, por ejemplo que con su evolución de estos años me ha apoyado mucho en todo esto. Ella, saben, siempre fue una mujer a la que le gustó la música y desde muy pequeña la recuerdo jugando “solitario o canasta” en la sala de su casa escuchando Santana, Elvis Presley, Natalie Cole. Pienso que si tengo un buen oído para escribir poesía, para oír las melodías secretas que acompañan a cada cosa de esta vida, su ritmo, es por ella.

Cada rostro que veo esta noche, me remite a un recuerdo grato y pienso también que soy lo que soy gracias al apoyo y enseñanzas que cada uno de ustedes me ha dado. Hay gente, sin embargo, imprescindible, que no está esta noche, como Jimena Pinilla, una gran luchadora que nunca olvidaré, ni yo ni muchos, y cuyas palabras, cariños y atenciones guardo en un espacio especial de mi corazón.

Cuando era pequeña, en los momentos de mayor abandono, esos en los que esperas un beso y no llega nadie para dártelo, jamás soñé que llegaría una noche como esta, en la que levantaría la vista y vería tantos rostros queridos acompañándome en algo tan importante como la creación de un libro. Yo no puedo volverme a sentir sola después de esta noche, después de este libro. Gracias a todos, esta es una noche de fiesta, no mi fiesta sino la de todos ustedes.

Erika Almenara, 08:22

6 comentarios

Texto de César Silva sobre "Reino Cerrado"

Carta abierta para los amigos

En un famoso y entre nosotros olvidado ensayo de 1795 (Über Naive und Sentimentalische Dichtung), decía Friedrich Schiller que hay dos clases de poetas, los naiv y los sentimentalisch. En los primeros, el arte es su natural forma de expresión y, de alguna manera, ellos están en paz consigo mismos ya que no escudriñan sus creaciones ni se limitan a expresar sus propios sentimientos; además, “el tema —nos dice Schiller— los posee enteramen-te”. Los segundos, en cambio, padecen las consecuencias de la Caída bíbli-ca, y “la armonía entre sentido y pensamiento, que en la etapa primera era real, ahora existe solo como un ideal. No está ya en un individuo, como un hecho de su vida, sino fuera de él, como un ideal que debe ser realizado”. En consecuencia, según Schiller: “El poeta… o bien es él mismo naturaleza, o la busca”. Esto explicaría porqué el poeta sentimental tiene una relación turbulenta con el arte y no halla sosiego, y porqué los géneros literarios que éste prefiere son la sátira, que niega con su risa virulenta las costumbres humanas, y la elegía, que es la nostalgia de un mundo perdido y acaso im-posible.
Recuerdo todo esto tratando de sentir de nuevo la emoción que tuve al leer el primer libro de versos de Érika Almenara. Por ejemplo, los que vienen a continuación:

«Dentro del saco hay un hoyo que se llama olvido, Por ahí se marchan los gestos de una noche profética, de una noche incorruptible…»

Si tan solo me fijo en ellos, alegaría que estoy delante de la obra de una poe-ta naiv, según lo entendió Schiller. Pero, si enseguida me fijo en los versos que les siguen:

«Se escapa también tu olor, tu reflejo en mi pupila y mis propias pala-bras habladas en otras lenguas»…

no me quedaría más remedio que contradecirme: ésta quizá sería la oración de una poeta sentimentalisch.
Como podrán ver, las dicotomías nos son útiles hasta cierto punto debido a que nunca son infalibles, ni mucho menos, rígidas; sin embargo, hay que admitir que iluminan ciertos aspectos de la realidad que, de otro modo, nos estarían vedados. La caracterización de Schiller es provechosa, al menos para notar que desde hace algún tiempo el mayor número de obras poéticas se inclina hacia uno de los extremos diseñados por él.
Ahora bien, lo que sentimos luego de examinar los versos de Érika es que, por un lado, hemos leído el libro de una artista que oscila entre de-jarse llevar por su íntima naturaleza y compone estrofas secas, tranquilas y veraces, y, por otro lado, que desespera por retorcer el cuello de la tradición y las convenciones en el afán de escribir líneas que muestren la reflexión de su intimidad —que por lo tanto se vuelve, sobre todo, un objeto poético:

«Yo me quedo en la de ayer,
en la que habló desde el mantel,
la que no temió y dijo.

»Yo me quedo en la que soñó despierta,
la que se acercó y quiso ver,
la que desde una silla, cantó verdades.»

Pienso que entre los poetas de América Latina, dos pueden ilustrar para nosotros la oposición de Schiller: Neruda y Vallejo. Recordemos que el poeta naiv no se angustia con las convenciones literarias: por lo general las acepta de buena gana, y Neruda siempre, o casi siempre, se ciñó a esta cua-lidad. En contra, Vallejo fue el gran poeta sentimentalisch y lo fue en grado superlativo. Más allá de esta observación, que es un simple artificio, quisie-ra hacer notar que rara es la voz que navegue en equilibrio, a una distancia pareja entre estas dos magníficas orillas. Y todo me indica que Érika lleva ese derrotero.
Ser poeta no es sencillo, y peor aún si carga con la mala fama de re-querir el ocio para lograr la excelencia. No solamente tiene el problema de la purificación a través del paso por los infiernos; esto, en realidad, es lo más sencillo. Lo arduo es soportar la tensión interna y hacer con ésta obras que comuniquen belleza. Y Érika demuestra que puede lograr ese fin:

…hay un silencio gris
exaltado por aquel que nunca tuvo voz
por aquel que enmascarado a éste, mi puerto, llegó.

Ojalá que los años corroboren su obvio talento. Yo no lo dudo.



C.S.Santisteban
Texas, 1 de octubre de 2006.

Erika Almenara, 4.10.06 14:07

2 comentarios