LGIB

A Beatrix Kiddo

Porque también sobre el suelo de un baño, tumbada y abrazando a un muñeco río y lloro dando gracias a no sé quién por la piedra en el pecho, esa que lleva su nombre.

Erika Almenara, 5.3.06 08:39

5 comentarios

5 comentarios

at 11:20 a. m. Blogger samcorco dijo...

Siempre que te leo me quedo con la sensación de que diga lo que diga, estaría mejor callado. Preciosos poemas.
P.D. Me imagino que en Lima el sol sigue calentando. En Barcelona las noches se hacen más largas, el día es frío, aunque se acerca la primavera y los almendros empiezan a florecer...decididamente lo mío no es la poesía; jajaja. Un beso fuerte.

 
at 11:50 a. m. Blogger Umma1 dijo...

Qué capacidad de síntesis para expresarte...
Me gustó.

 
at 2:18 p. m. Blogger Erika Almenara dijo...

Samcorco y Umma, gracias a ambos por sus comentarios. Efectivamente, Samcorco, el sol - y el calor - en Lima son imposibles.
un abrazo para ambos y que estén bien siempre (que se pueda)
Erika

 
at 8:11 p. m. Blogger Elvira Cetraro dijo...

qué chévere este poema, érika!

un abrazo,

elvira

 
at 7:54 a. m. Blogger Erika Almenara dijo...

Gracias Elvira, gracias por venir.
saludos,
Erika

 

Publicar un comentario